Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|viernes, agosto 23, 2019
  • Siguenos!

La madre que sacrificó su vida para salvar a su hijo en la matanza de Orlando 

Brenda Lee Marquez McCool, una mujer de 49 años, utilizó su cuerpo como escudo humano para proteger a Isaiah Henderson

Los datos sobre las 49 víctimas mortales de la masacre perpetrada en Orlando, Florida, el pasado domingo de madrugada, comienzan a desvelarse a la misma velocidad que avanzan las investigaciones. El medio británico «Daily Mail» cuenta el caso de Brenda Lee Marquez McCool, una mujer de 49 años que murió durante el tiroteo provocado por Omar Mateen en la discoteca Pulse, mientras intentaba proteger a su hijo.

Como cuenta «Daily Mail», Brenda, que venció dos veces al cáncer, protegió a su hijo de las balas actuando como un escudo humano. Gracias al gesto de su madre, Isaiah Henderson, un chico de solo 21 años, logró sobrevivir al asalto, que además de las 49 víctimas mortales también dejó 53 heridos. La policía logró poner a salvo al joven más tarde.

Las investigaciones sobre lo sucedido en Orlando continúan todavía, intentando aclarar las motivaciones del asaltante. Aunque el grupo terrorista Daesh reivindicó la masacre, lo cierto es que las últimas informaciones sobre Omar Mateen, que frecuentaba el local Pulse y utilizaba aplicaciones para contactar con homosexuales, arrojan dudas sobre las verdaderas motivaciones del autor de la matanza.

Añadir comentario