Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, noviembre 30, 2020
  • Siguenos!

La mayoría de los profesores de religión católica en España se consideran de izquierda o centro izquierda 

TAN SOLO UN 1,1% DICE SER SOLO DE DERECHAS

La Fundación SM ha publicado publica un nuevo estudio sobre la clase de Religión en el que ha preguntado a más de 18.800 de sus protagonistas: profesores, estudiantes y familias, así como a antiguos alumnos y futuros profesores de Religión. Entre los datos llama la atención el posicionamiento político mayoritario del profesorado.

(SIC/InfoCatólica) Mayte Ortiz, directora de la Fundación SM, y Carlos Esteban, director del Observatorio de la Religión en la Escuela, presentaron ayer las principales conclusiones del Informe 2020 Panorama de la Religión en la Escuela en una rueda de prensa en el espacio O_Lumen, de Madrid, que también se ha seguido de manera virtual.

Estamos, sin duda –así se afirmó durante la presentación–, ante el estudio más completo y amplio sobre la enseñanza de la religión que se ha realizado en las últimas décadas. La novedad más significativa es que se han incorporado a los futuros profesores y los antiguos alumnos de Religión y que compara los resultados actuales con los de la investigación hace 10 años.

«Tras las conclusiones de este informe no parecen sostenibles ya algunos estereotipos sobre la enseñanza religiosa que perviven en algún imaginario y que castigan injustamente la realidad de la enseñanza de la religión hoy. No parece razonable seguir acusándola de adoctrinamiento y privilegio de la Iglesia más propio de otro tiempo», ha asegurado Carlos Esteban, autor del informe.

Por su parte, Mayte Ortiz ha destacado la importancia del Observatorio de la Religión en la Escuela, programa de la Fundación SM, porque «Desde los inicios, la atención a la clase de Religión y su profesorado han sido una de las prioridades de esta Fundación. A través del ORE, seguiremos apostando para que continúe como una de las principales actividades dentro del ámbito de la investigación.»

Los datos obtenidos revelan una satisfacción generalizada en cada uno de los colectivos protagonistas de la enseñanza de la religión: profesores, alumnos y familias. Es muy relevante la respuesta de las actuales generaciones que cursaron Religión en sus etapas escolares, mantienen un buen recuerdo de la asignatura de Religión, reconocen que influyó positivamente en su vida personal y profesional, volverían a cursarla y la elegirían para sus hijos.

Profesorado de izquierda

El informe analiza el posicionamiento político del profesorado de Religión. El 32,2 por ciento de los docentes se sitúa políticamente en el centro derecha o a la derecha mientras que el 41,4 lo hace en el centro izquierda o a la izquierda. Un 14,8 se identifica con el centro y un 11,4 prefiere no definirse o no contestar. Resulta significativo que mientras un 14,6 por ciento se identifica exclusivamente con la izquierda, solo un 1,1 lo hace con la derecha.

Alumnos, más tolerantes y mejores personas

8 de cada 10 alumnos de Religión afirman que la asignatura les ayuda a ser más tolerantes y mejores personas. Asimismo, la mitad de los alumnos de los centros públicos encuestados (49%) afirma que en su clase hay alumnos de otras religiones, contribuyendo así a «la formación ética y la ciudadanía global», como sostiene la mayoría de los profesores de Religión (84%).

El alumnado de Religión encuestado está implicado socialmente, ya que el 85% se muestra muy preocupado por la justicia y la solidaridad, mientras que el 75% tiene interés por la ecología y la protección de la naturaleza.

Una de las conclusiones reveladoras del estudio es la valoración positiva que hacen de sus profesores de Religión, ya que para la mitad de los alumnos estos son mejores que los de otras materias, una cifra que es mayor en centros públicos que en concertados.

Profesorado de Religión, comprometido socialmente

En cuanto a la enseñanza de la religión, los profesores la valoran por sus contribuciones educativas. Más del 80% considera que su asignatura ayuda a comprender otras culturas, contribuye a construir la diversidad social y religiosa y fomenta la autonomía personal y la responsabilidad social.

Esta apreciación es compartida por 7 de cada 10 futuros profesores de Religión, que consideran que la característica principal de esta materia es el carácter educador.

En cuanto al reconocimiento social de su trabajosolo un 9% de los profesores de Religión se considera valorado por la sociedad, mientras que el 51% no se siente valorado por la Iglesia.

El perfil del profesorado de religión actual es laico, no hay sacerdotes ni apenas religiosos, y está implicado en acciones sociales para la promoción de la justicia (71%).

Una de las novedades del estudio de 2020, respecto del realizado en 2010, ha sido la encuesta a los antiguos alumnos de Religión que guardan un agradable recuerdo de sus profesores de Religión (más del 90%) y un 80% reconoce la influencia positiva que ha tenido esta materia en su vida personal.

Las familias le ponen un notable a la Religión en la escuela

Para tres de cada cuatro familias la asignatura de Religión es necesaria en la educación de sus hijos. Asimismo, los resultados del estudio muestran una valoración muy positiva por parte de las familias, ya que para un 80% la clase de Religión es buena por los valores que enseña y porque aumenta la cultura general.

El informe revela que las familias están satisfechas con la enseñanza de la religión que reciben sus hijos en los centros educativos, podríamos decir que la califican con un notable: «Un 73% de las familias encuestadas muestran una satisfacción general con las clases de Religión».

Una amplia mayoría de las familias no cree en los estereotipos sobre la enseñanza de la religión. Más del 70% rechaza abiertamente la imagen de adoctrinamiento y tampoco la ven como privilegio de la Iglesia. En cuanto al perfil religioso de estas familias, los resultados revelan que el 85% de padres y el 73% de madres se declaran católicos. Sin embargo, en la mitad de los casos, su práctica religiosa es poco (35%) o nada habitual (13%).

Añadir comentario