Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, junio 18, 2019
  • Siguenos!

Laicos deben llevar luz y sal del Evangelio al mundo, afirma Obispo 

CÓRDOBA, 21 Sep. 12 / 03:02 am (ACI/EWTN Noticias).- El Obispo de Córdoba (España), Mons. Demetrio Fernández, destacó el papel que desempeñan los fieles laicos en el trabajo evangelizador de cada parroquia, y señaló que tienen la misión de “traer las preocupaciones de la sociedad y del mundo al corazón de la Iglesia, y llevar la luz y la sal del Evangelio a cada situación humana”.

En su carta semanal enviada a ACI Prensa, Mons. Fernández subrayó que “cada vez somos más conscientes de que los seglares tienen un papel fundamental en la obra evangelizadora de la Iglesia”.

“La presencia de los fieles laicos es imprescindible para que la Iglesia pueda ser fermento que transforma el mundo desde dentro, según el Evangelio”, señaló.

El Obispo hizo estas reflexiones para remarcar la importancia del Consejo Diocesano de Laicos, que se reunirá el próximo 22 de setiembre, para enfocarse en su misión “en estrecha comunión con el Obispo, sucesor de los apóstoles”.

“No es un parlamento, sino un lugar de comunión eclesial, donde todos nos escuchamos, como se hace en una familia, y cada uno asume la tarea que le corresponde en la edificación de la Iglesia”, dijo.

El prelado también destacó los campos a evangelizar, entre los cuales, explicó “la familia es un campo preferencial”.

“Hoy más que nunca se hace necesario evangelizar la familia. Dios tiene su plan de amor sobre los hombres, Dios es familia. Y en el misterio del Verbo encarnado, el Hijo se ha desposado con la humanidad haciéndose hombre y congregando la Iglesia como una familia universal”, subrayó.

Mons. Fernández señaló que “la inmensa mayoría de los fieles laicos son llamados al matrimonio para constituir una familia según el plan de Dios. La unión estable del varón y la mujer, santificada por el sacramento del matrimonio y abierta generosamente a la vida”.

“Urge anunciar esta belleza del amor humano, ya desde niños, adolescentes y jóvenes, mostrando que es posible amar, amar para siempre, amar al estilo de Cristo. Sólo él sacia de veras el corazón humano”, indicó.

El Prelado también remarcó la importancia de la evangelización del mundo del trabajo, de acuerdo a la doctrina social de la Iglesia.

“El trabajo no es simplemente un producto o una actividad, sino el lugar donde la persona colabora con la obra creadora y redentora de Dios y donde se estrechan lazos de relaciones humanas”, señaló.

Además, indicó el Obispo de Córdoba, el campo de la cultura reclama la presencia de los fieles laicos para construir “un mundo nuevo abierto a Dios y a la transcendencia. Un mundo sin Dios, es un mundo inhumano”.

Mons. Fernández indicó que, en el marco de la próxima reunión del Consejo Diocesano de Laicos, es importante que los laicos que conforman una diócesis “se conozcan, se comuniquen, se ayuden entre sí sin rivalidades y sin autonomías que hieren la comunión eclesial”.

“La unión hace la fuerza. La diversidad de carismas enriquece la familia de los hijos de Dios, cuando se vive en la unidad y la comunión”, dijo, por lo que pidió a Dios que este consejo diocesano cumpla su misión, “y que los laicos asuman su importante papel en esta hora de la Iglesia”.

Añadir comentario