Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, julio 17, 2019
  • Siguenos!

Las pertenencias del Papa que han acabado siendo obras de caridad 

Un solideo original de Francisco se subasta este mes. Antes ya ocurrió lo mismo con su Harley-Davidson y con su iPad personal

El Papa regaló su iPad personal y con el dinero conseguido se financió parte de una institución educativa católica en Uruguay

Poseer algo único es algo que nos gusta a todos. Más aún si ha pertenecido a una persona excepcional y, además, el dinero se destina a una causa benéfica. El gozo –y el interés– es en este caso doble. Bien lo sabe la agencia online, Catawiki, especializada en objetos singulares, que abrió este pasado viernes una subasta benéfica en la que se puede pujar por un solideo original del Papa Francisco.

Parte del dinero recaudado será donado a la ONG «Save a Child’s Heart», que ayuda a niños con enfermedades del corazón y que ya ha atendido –según Catawiki– a más de 4.000 niños de 50 países diferentes, a los que ha facilitado tratamiento médico, medicinas, transporte y alojamiento.

Un beso estampado

El solideo del Papa Francisco, según detalla Catawiki, se encuentra en perfecto estado, aunque «tuneado» por una fervorosa creyente que estampó en él, «como muestra de respeto y fidelidad», aclara la casa de subastas, un beso que dejó impreso una pequeña marca de barra de labios.

El experto de Catawiki y supervisor de la subasta, Frederick James, ha afirmado que las pertenencias y objetos utilizados por los pontífices suscitan «gran interés entre devotos y museos. Y por ello, la casa de subastas espera que se alcancen los 35.000 euros. La puja estará abierta hasta el próximo 24 de abril.

El nieto de uno de los fundadores le regaló una Harley-Davidson

No es la primera vez que se subasta una pertenencia del Papa Francisco. En febrero de 2014, una motocicleta Harley-Davidson del Santo Padre y una chupa de cuero –no podía ser de otra manera– fueron subastadas en París por Bonhams y vendidas por más de 300.000 euros. El dinero se destinó al albergue de Cáritas «Don Luigi di Liegro», que abrió sus puertas hace 32 años en la estación de tren de Termini para acoger a personas sin hogar, sin trabajo o pobres.

Willie Davidson, ex diseñador de la motocicleta y nieto de uno de los fundadores de Harley-Davidson, fue quien regaló la Dyna Super Glide de 1.584 cc al Papa con motivo del 110 aniversario de la legendaria compañía. Y cuando el Santo Padre decidió grabar –Francesco– en el depósito de la motocicleta, multiplicó por veinte su valor. Con el dinero conseguido, el albergue ha continuado dando comida y alojamiento a más de mil personas necesitadas cada día.

«Haz algo bueno con él»

Otro de los objetos del Papa vendidos para realizar obras de caridad fue su iPad, con la inscripción «SuSantidad Fancisco». El Pontífice siempre ha defendido que la Red es un regalo de Dios, pero que él es un desastre con la tecnología, y se lo regaló al sacerdote uruguayo Gonzalo Aemilius, durante una visita de este al Vaticano. «Haz algo buen con él», le dijo el Papa al entregárselo. Y Aemilius cumplió al pie de la letra sus deseos.

El iPad fue vendido en abril del pasado año en Montevideo por más de 30.000 euros, que se destinaron a una institución educativa cristiana en Paysandú, en el noroeste de Uruguay. Con el dinero recibido, la institución anunció que ampliaría el espacio físico para recibir a más alumnos y que iniciaría la construcción de un polideportivo.

 

Añadir comentario