Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|viernes, septiembre 20, 2019
  • Siguenos!

Los 15 logros de Francisco en 2015 

Inició su Pontificado anunciando su intención de reformar la Iglesia tanto en clave económica como humana

A punto de cumplir tres de Pontificado, Francisco tendrá que hacer frente en 2016 a nuevos desafíos. No obstante, el año que termina ha sido quizá el más laborioso y complejo que ha vivido hasta el momento, en el que ha puesto en marcha nuevas iniciativas, medidas y reformas que no tienen paragón en la historia del catolicismo. Estos son algunos de sus logros en el año que termina:

Sínodo de la familia: En noviembre se celebró la segunda parte del Sínodo de los Obispos sobre la familia. Francisco pidió debate y participación y así lo hicieron. La defensa de matrimonio (hombre-mujer), la importancia de transmitir la fe a los hijos, las familias misioneras y cómo encauzar la pastoral a divorciados vueltos a casar centraron las reuniones. Este año el Papa publicará la hoja de ruta que marca el camino a seguir.

Denuncia persecución cristianos: Lo hace una y otra vez. Incansable, el Papa no quiere que se olvide que miles de cristianos en diversos países del mundo son perseguidos e incluso asesinados por su fe. Este año ha recordado especialmente a los perseguidos por Daesh en Siria e Irak. Denuncia a menudo el «vergonzoso silencio» de la comunidad internacional respecto a estas atrocidades. Les pide también que actúen de inmediato.

Firmeza ante el nuevo «Vatileaks»: Ni el robo ni la filtración de documentos, ni la grabación de conversaciones privadas han hecho que Francisco tire la toalla. La reciente publicación de dos libros con información económica del Vaticano que intentaría demostrar el mal uso que hace del dinero han puesto en evidencia que las reformas iniciadas por el Papa en este ámbito son más necesarias que nunca.

Lucha contra el cambio climático: La defensa de la creación está entre las prioridades del Papa. Tanto es así que, ante una expectación sin precedentes, el 15 de julio presentó su encíclica «Laudato Sii’», con el subtítulo de «el cuidado de la casa común».

Jubileo de la Misericordia: Desde el 8 de diciembre y hasta el 20 de noviembre de 2016 se celebra el Año Santo dedicado a la misericordia. El Papa quiere recordar que la Iglesia es una casa de acogida y que Dios perdona a todos.

Reforma de la Curia: Francisco cumple su palabra y continúa con las reformas que pidieron los cardenales en una serie de reuniones antes del cónclave en el que resultó elegido. Simplificar la estructura vaticana y reformar las finanzas son sus prioridades.

Condena del radicalismo religioso: A raíz de la creciente amenaza de EI, Francisco ha condenado en varias ocasiones el radicalismo religioso y la mentira que supone creer en las doctrinas que defienden sus partidarios.

Iglesia misionera y humilde: Una Iglesia con las puertas abiertas pero que salga en busca de la oveja perdida, es decir, que sea misionera. El anuncio de la Buena Noticia es fundamental y así se encarga el Papa de hacérselo saber a obispos y laicos. o pide humildad y servir al prójimo, lo que exige huir de los lujos y la mundanidad.

Nuevos cardenales de la periferia: En febrero y por segundo año, el Papa decidió crear 15 nuevos purpurados. La mayoría procede de países remotos, pero entre ellos se encuentra Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal. Española.

Viajes internacionales: Filipinas y Sri Lanka, América latina, EE UU, Cuba, África. El Pontífice es sin duda un viajero incansable que lleva a los «descartados» de la sociedad una palabra de esperanza. Francisco ha recogido el testigo de Juan Pablo II y continuará en 2016.

Acogida de refugiados e inmigrantes: En 2015 se ha vivido una de las peores tragedias migratorias de la historia. El Papa pidió que las iglesias y los cristianos abran las puertas a los refugiados e inmigrantes que huyen de países en conflicto.

Ecumenismo: La amistad con el patriarca ortodoxo Bartolomé I es manifiesta, pero también su cercanía con el judaísmo y con otras confesiones. En casi todos sus viajes ha mantenido un encuentro con los líderes religiosos locales y ha puesto el acento en la convivencia pacífica.

Defensa de los pobres y los últimos: «¡Cuánto querría una Iglesia pobre y para los pobres!». Bajo esta reflexión, Bergoglio ha situado a los últimos en el primer lugar. Necesitados, enfermos, niños y ancianos están entre ellos.

Reforma del proceso de nulidad matrimonial: A comienzos de septiembre, el Vaticano anunció las nuevas medidas. Entre sus novedades: mayor participación de los obispos, brevedad en la resolución y la gratuidad de los casos.

Canonización de la Madre Teresa: La decisión se conoció hace apenas unos días y era muy esperada. El Papa aprobó el milagro que permitirá elevar a los altares a la beata Madre Teresa de Calcuta. La fecha que se baraja es el 4 de septiembre de 2016 en Roma.

 

Añadir comentario