Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, diciembre 1, 2021
  • Siguenos!

Los 6.680 religiosos asesinados entre 1931 y 1939 no caerán en el olvido 

Imagen del cementerio de los mártires de Paracuellos

Imagen del cementerio de los mártires de ParacuellosWikimedia

Mártires en España

En el aniversario en memoria de los mártires, la ACdP conmemora los 85 años de la persecución religiosa en nuestro país. «Que la Iglesia no olvide a los hermanos que murieron sin renunciar su fe», han concluido

Cuando le llevaron frente al pelotón de fusilamiento, José Manuel Castells formuló dos peticiones a sus verdugos: que le disparasen de cara y que dejasen que les abrazara, uno a uno. Minutos después moría gritando «¡Viva España y viva Cristo Rey!». El joven médico valenciano se suma a los más de 7.000 cristianos asesinados en España alrededor de 1939, y su historia se relató este jueves durante la celebración del 85º aniversario de la persecución religiosa en España, un acto organizado por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP).
«En la sociedad actual no se entiende que celebremos el martirio, que es algo doloroso», destacaba el secretario nacional de la ACdP, Rafael Murillo, al introducir el evento. «Para los católicos, no obstante –añadía–, es un momento de alegría: son hermanos nuestros que no han tenido miedo de amar a Jesucristo hasta el final», concluyó. La celebración de los propagandistas se celebró en el Colegio Mayor Universitario San Pablo, y se ha hecho coincidir con la fiesta litúrgica de los Beatos mártires del siglo XX en España, que se celebra cada 6 de noviembre desde 2007.

Beatos Mártires de Motril, GranadaArchidiócesis de Granada

El Secretario Nacional de Causas de Canonización de la ACdP, Pablo Sánchez Garrido, señaló que el motivo del encuentro no era «hacer contra-memoria histórica, ni memoria histórica alternativa», sino de carácter espiritual, para conmemorar a los mártires españoles del siglo XX. «Nuestra iglesia es iglesia de mártires», añadía Sánchez-Garrido, citando al Papa Francisco.
Durante el acto se destacaron los martirios de miembros de la ACdP, una entidad especialmente golpeada por la persecución: en los años 30 se asesinó al menos a 80 miembros de la asociación, lo que supone que uno de cada seis miembros murió por causa de su fe.
«El motivo de este porcentaje tan elevado –detallaba el profesor Federico Jiménez, consejero nacional de la ACdP– es que cuando llegó el momento de la persecución religiosa, los propagandistas estaban en primera línea». Actualmente, son cinco los mártires propagandistas que han sido beatificados: Luis Campos GórrizLuis Belda SorianoRicardo Pla EspíAlfonso Sebastiá Viñals Miguel Vilatimó Costa.
Uno de los mayores experto en martirologio en nuestro país, Martínez Camino, durante el acto

Uno de los mayores experto en martirologio en nuestro país, Martínez Camino, durante el actoACdP

El martirio en España

El obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, intervino para ofrecer contexto: apuntó que en aquellos años, entre 1931 y 1939, se asesinó al 17,5% de los hombres eclesiásticos de España. Fueron –añadió, citando los estudios más recientes– más de 4.100 sacerdotes y seminaristas, más de 2,300 religiosos y más de 280 religiosas.
Con todo, Martínez Camino insistió en que, en esto, «Spain is not different». «Durante el siglo XX la fe cristiana fue perseguida de modo violentísimo en todo el mundo; las cifras más restrictivas hablan de tres millones de mártires de la fe», señalaba, y citó los casos de Albania –donde se encarceló a todos los sacerdotes–, la URSS –donde murieron unos 200.000 clérigos ortodoxos– o México. «El mito del siglo XX es que hubo un progreso moral, pero la realidad es que fue el siglo de la sangre, el más violento de la historia», señaló.
Ramón Fita, Juan Antonio Martínez-Camino, Rafael Murillo y Pablo Sánchez Garrido

Ramón Fita, Juan Antonio Martínez Camino, Rafael Murillo y Pablo Sánchez GarridoACdP

Asesinados en Madrid y Valencia

Esta primera sesión de la celebración se centró en los casos de cristianos asesinados en Madrid y Valencia. Los casos en la capital fueron detallados por el delegado episcopal de Causas de los Santos del arzobispado de Madrid, Alberto Fernández, mientras que su homólogo en Valencia, Ramón Fita, hizo lo propio con la comunidad levantina.
Por su parte, el profesor Juan Carlos Valderrama abundó en las víctimas de la persecución religiosa del centro de Valencia de la ACdP. Según anunció Sánchez-Garrido, habrá una segunda sesión de la celebración en diciembre en la que se abordarán casos como los de Málaga, Santander o Cataluña.

Añadir comentario