Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|domingo, agosto 9, 2020
  • Siguenos!

Los obispos animan: “Poned el belén con la mula y el buey” 

Aclaran que en el libro del Papa se invita a «seguir con esa preciosa iconografía»
El portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, fue ayer muy pedagógico cuando los periodistas le preguntaron por el nuevo libro del Papa en el que el Pontífice recuerda que los Evangelios no mencionan que hubiera ningún animal en el pesebre. «Mensaje para la Navidad», anunció el obispo, «¡poned el belén con la mula y el buey y sabed lo que significa! El Papa dice que hay que seguir con esa preciosa iconografía». Martínez Camino confesó que tenía muy estudiado el tema desde que pronunció un pregón navideño en una asociación de belenistas de Oviedo.

«Hace dos mil años que cualquiera que haya leído los Evangelios ve que allí no aparecen la mula y el buey. El Papa explica en su libro que aparecen luego, en el arte, por el capítulo primero de Isaías: “el buey conoce a su amo, y el asno, al dueño del pesebre, pero Israel no conoce a su Creador”. San Justino, en el siglo II, interpreta que con Jesús ya Israel conoce al Creador, y pone como símbolo a estos animales en el pesebre. En la pintura románica catalana del siglo XII aparecen con los ojos como platos, mirando al Niño Jesús, y también en el belén, que inventó San Francisco de Asís en la Edad Media», detalló el portavoz de la Conferencia Episcopal. Al obispo le asombra la polémica, pero no le molesta: «Va bien para que se lea el libro». Adelantó, además, que el 3 de diciembre el cardenal Rouco presentará una edición en la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) de las obras completas de Joseph Ratzinger, que suman 18 tomos bastante gruesos, junto con el volumen del Papa sobre la infancia de Jesús.

Martínez Camino también explico que la Conferencia Episcopal entregará este año 6 millones de euros a las Cáritas diocesanas, un millón más que el año pasado, como «un gesto para animar a todos a colaborar con Cáritas». Será el quinto año consecutivo que se mantiene este gesto «extraordinario», sumando casi 20 millones en este tiempo, un dinero que viene del Fondo Común interdiocesano y de la asignación tributaria. El obispo recordó que no es correcto decir que esa cantidad es lo que da «la Iglesia» a Cáritas, porque la Iglesia da mucho más: «Las parroquias corren con los gastos ordinarios de Cáritas parroquial, hacen colectas y aportan voluntarios, que cada año son más», puso por ejemplo.

La Asamblea Plenaria de los obispos (es ya la número 100) acaba hoy con una misa y una procesión en las calles de Montilla (Córdoba), en peregrinación a la tumba de San Juan de Ávila, nuevo doctor de la Iglesia universal. Allí orarán 76 obispos; el Nuncio, Renzo Fratini, y los cardenales Rouco, Amigo y Cañizares.

Añadir comentario