Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, agosto 19, 2019
  • Siguenos!

Más sobre Laudato Si 

La encíclica “Laudato Si” ya empieza a ponerse por obra y no como un tímido intento de hacer pequeñas cosas, sino en un gran proyecto de protección y cuidado de la madre naturaleza.

Me refiero al plan que está llevando a cabo la iniciativa de la Comisión Justicia, Paz y Desarrollo de Cáritas África, que ha puesto en marcha un taller en Kinshasa, capital de la R. D. del Congo. para preservar y cuidar la cuenca del río Congo. Dicha iniciativa supone un gran paso de intercambio de experiencias entre Cáritas y otras organizaciones dentro de la iglesia Católica. Este impulso tiene como objetivo prioritario el cuidado del entorno natural de este río, siguiendo la línea pastoral de la Red Eclesial de América Latina y cuenta con la participación activa de Cáritas española.

En estas sesiones se hizo una reflexión seria a la luz de la “Laudato Si” sobre la contribución de la Iglesia Católica en África en orden a la salvaguarda de la selva y bosque de la cuenca del Congo. Monseñor Donatian en nombre de la Conferencia Episcopal de este país, lamentó la ineficacia y ambigüedad con que se han abordado estos temas y que el debate sobre el cambio climático haya estado durante años lejos de la conciencia social e instó a los participantes a desarrollar criterios prácticos que puedan llevarse a cabo en el futuro para la realización de este proyecto y preservar la biodiversidad. Se denunció también la industrialización y deforestación de los modelos de desarrollo consumista. Se tomaron acuerdos importantes como el de actuar desde la Iglesia de manera coordinada para articular el proyecto y a este efecto se creó la Red Eclesial de la Cuenca del Congo y se propuso difundir la encíclica del Papa sobre el cuidado de “la casa común” en las diferentes estructuras de la Iglesia Católica, uniéndose también a las diversas organizaciones de la sociedad civil y a los gobiernos para proteger el planeta todo lo cual se llevará a cabo mediante los representantes de la comisión de Justicia, Paz y desarrollo de Cáritas África, del Apostolado Social de los Jesuitas.

¡Que no digan los detractores, que la Iglesia no se moja!

                                                                                                                 Isabel Rodriguez De Vera.

Añadir comentario