Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, agosto 11, 2020
  • Siguenos!

Mayor Oreja: «La crisis está en la persona» 

El eurodiputado Jaime Mayor Oreja ha sido investido doctor honoris causa por la Universidad Católica San Antonio de Murcia. En su discurso, el veterano dirigente conservador advirtió de que la crisis había llegado ya a España mucho antes de que los problemas económicos pusieran al descubierto nuestras insuficiencias y contradicciones como sociedad y como nación. Se trata en primer lugar -afirma- de «una crisis de la persona», que sólo se superará con «un cambio de actitud personal generalizado»

La Universidad Católica San Antonio de Murcia invistió el jueves doctor honoris causa a Jaime Mayor Oreja, Presidente del Grupo Popular en el Parlamento Europeo. El acto, que tuvo lugar en el Templo del Monasterio de Los Jerónimos, sede de la UCAM, comenzó con la celebración de la Santa Misa, presidida por el arzobispo de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña.

La lectura de la laudatio del nuevo doctor honoris causa corrió a cargo del ex presidente del Gobierno y director de la Cátedra de Ética, Política y Humanidades UCAM FAES, de la Universidad Católica de Murcia, José María Aznar.

Mayor Oreja pronunció a continuación un discurso sobre La fortaleza de la verdad frente al relativismo, en el que destacó la profunda crisis en la que se encuentra España acaecida por «fuerzas [que] no son otras que las del relativismo, nuestro principal adversario».

Esta crisis no es principalmente ni en primer lugar económica: «Nos equivocamos si culpamos a los demás, a las instituciones financieras, a los mercados, a los políticos. Lo que está en crisis es la persona. Y quiero subrayar esto con especial énfasis porque es el mensaje fundamental que quiero transmitir: la crisis está en la persona. Está dentro de nosotros mismos», señaló Jaime Mayor Oreja.

El Presidente del Grupo Popular se refiere, «en primer término», a «la relativización del derecho a la vida como corolario de una agenda de nuevos y falsos derechos que en realidad son sendos intentos de supresión de obligaciones morales. […] En segundo lugar, la relativización de España, un concepto discutido y discutible, se dijo. […] En tercer lugar, la relativización del nacionalismo y de ETA. […] En cuarto lugar, la relativización de la Constitución Española».
«La crisis lleva mucho tiempo entre nosotros. […] Si su origen está en la persona, su solución también está en la persona», aseguró Mayor Oreja, quien además aseguró que «en esta tarea debemos depositar más confianza en la familia que en ninguna otra institución». En la familia -a su jucio- está la clave para la regeneración de la vida pública española.

Al final del discurso, el político explicó que «si el relativismo es la negación de la verdad, la regeneración debe asentarse en la fortaleza de la verdad. Atreverse a decir la verdad, defender la verdad, sufrir por decir y defender la verdad, debe ser la base moral de nuestro proyecto de regeneración».

Añadir comentario