Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|domingo, agosto 25, 2019
  • Siguenos!

Misioneros desde niños 

  • La Iglesia celebra en Madrid la Jornada de la Infancia Misionera, que en 2012 dedicó más de 14 millones de euros a los menores de los territorios más desfavorecidos del mundo

Para concluir su viaje, los niños llegan a Europa con el fin de celebrar la última de las etapas que la Infancia Misionera ha hecho a lo largo de los cinco continentes. Bajo el lema «Con los niños de Europa… acogemos a todos como a Jesús», Madrid celebra hoy la Jornada de la Infancia Misionera. El encuentro, en el que el objetivo principal es «acoger a los pequeños de otros continentes, como lo hizo Jesús», tiene lugar en el Colegio Santísimo Sacramento, a las 10:30 horas. Otros de los propósitos que se persiguen son ayudar a los educadores a desarrollar en la formación cristiana de los niños acerca de la dimensión misionera universal, suscitar en los pequeños el deseo de compartir, mediante la oración y la ayuda económica, la alegría de ser misioneros de Jesús y colaborar con otros niños de la Infancia Misionera para ayudar a aquéllos que más lo necesitan.

Un balance positivo

La Obra Pontificia Infancia Misionera dedicó el año pasado a los territorios de misión 14.692.253 euros, de los que 2.549.253 euros se destinaron al sostenimiento de los territorios, y otros 12.143.000 euros a construcciones, vehículos, emergencias y formación. A estas cifras hay que sumar los 14.692.253 euros procedentes del subsidio de las Direcciones Nacionales.

La idea de recorrer los distintos continentes nació en 2009, cuando el Secretariado de Infancia Misionera propuso un viaje virtual por todos los puntos del planeta para, de forma catequística, subrayar los diferentes aspectos del encuentro con Jesús. «Con los niños de Asia… buscamos a Jesús», «Con los niños de África… lo encontramos a Jesús», «Con los niños de Oceanía… seguimos a Jesús» y «Con los niños de América… hablamos de Jesús» fueron los lemas de las anteriores ediciones.

La Infancia Misionera, cuyo principal cometido es la promoción de la ayuda recíproca entre todos los niños del mundo, nació en 1843 por iniciativa del obispo francés Forbin-Janson. Éste invitó a los chicos de su diócesis a colaborar con los de China. La reina Isabel II fue quien, en 1852, inició esta obra en España. Su hija mayor, la Infanta Isabel, fue la primera niña española que formó parte de la Infancia Misionera.

En nuestro país, estas jornadas tienen lugar el cuarto domingo de enero. Su preparación comienza con el Adviento Misionero y la presencia de los más pequeños como «sembradores de estrellas».

Más de 19.000 niños curados en un año

Uno de los lugares a los que ha ido destinado parte del dinero recaudado por niños españoles es el dispensario Saint Martin de Dakar (Senegal). La directora del centro, la hermana Madeleine Marie Ndour, se dirigió a través de carta a la secretaria general de la Infancia Misionera, Baptistine Ralamboarison, para agradecer el dinero aportado y explicar el trabajo realizado durante 2011. «Gracias a la Obra Pontificia Infancia Misionera hemos recibido 6.923 euros, que irán a parar a los niños que vienen a curarse a nuestro centro de salud», afirmó la hermana. En el escrito, Madeleine Ndour también expuso el trabajo que desde allí realizan, así como los resultados en cuanto a curados y vacunados. «En 2011, curamos aproximadamente a 19.695 niños y vacunamos a otros 1.186 contra las principales enfermedades infecciosas, como la tuberculosis, el tétanos o la fiebre amarilla», aseguró la monja, que concluyó» que «nuestro cometido es, en nombre de la Iglesia, hacer que los niños sean cada día un poco más felices».

Añadir comentario