Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, julio 15, 2019
  • Siguenos!

Nace Hospitales Católicos de Madrid 

Nace Hospitales Católicos de Madrid, «excelente aportación a la misión de la Iglesia»

Este miércoles se presentó de forma oficial el grupo Hospitales Católicos de Madrid, primer grupo hospitalario sin ánimo de lucro que se crea en la región y que, con siete hospitales y más de mil camas, constituye su grupo hospitalario privado más grande. En la presentación de la iniciativa, el cardenal Rouco calificó la iniciativa de «una excelente aportación a la vida y la misión de la Iglesia» y explicó que, «como todas las iniciativas católicas», busca el bien integral de la persona

Siete hospitales católicos madrileños se han unido para formar Hospitales Católicos de Madrid, el primer grupo hospitalario sin ánimo de lucro que existe en la región, y que ya supera en envergadura a todos los demás grupos hospitalarios privados. Forman el nuevo grupo hospitales generales propiedad de instituciones religiosas, que suman más de 600 años de experiencia en atención sanitaria integral: Beata María Ana, La Milagrosa, Nuestra Señora del Rosario, San Francisco de Asís, San Rafael, Santa Elena y la VOT de San Francisco de Asís; aunque el grupo está abierto a que, en el futuro, se sumen a él otros centros sanitarios católicos aunque no sean hospitales generales.

El grupo se puso en marcha en julio pasado, pero se ha presentado en público este miércoles. Durante el acto, el arzobispo de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela, afirmó que se trata de «una excelente aportación a la vida y la misión de la Iglesia», y recordó que, hace 15 años, él mismo expresó a las congregaciones religiosas implicadas en pastoral sanitaria este deseo, que pensó que nunca llegaría a ponerse en marcha. «Gracias a Dios, me equivoqué», añadió.

«La iniciativa de unir esfuerzos es buena desde el punto de vista técnico y científico -continuó-; pero a mí me toca más subrayar su valor de fondo, que tiene que ver con el objetivo» que tenían los fundadores de las diferentes congregaciones religiosas, «todos ellos santos». Su meta inmediata -explicó- era «ejercer la caridad ante las graves necesidades del cuerpo y del alma con las que se encontraron». Pero, en el fondo, «lo que movió a san Juan de Dios, a san Vicente de Paúl, etc., fue el bien integral de la persona. Esa es la característica de todas las iniciativas católicas».

Calidad y entrega al paciente, fruto del humanismo cristiano

También se felicitó por el proyecto el Consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, que comenzó subrayando que él tuvo «la suerte de nacer en uno de los hospitales de este grupo». Destacó también que, por encima de los medios técnicos y humanos de los que disponen, los hospitales católicos del grupo se caracterizan por dos elementos: «la calidad asistencial y la entrega al paciente, basada en los principios del humanismo cristiano. Estos hospitales están cumpliendo ya un gran papel asistencial» a través de la complementariedad con el sistema público. Por todo ello, «damos la bienvenida a esta alianza y creemos en su futuro».

El Presidente del grupo y provincial de la Venerable Orden Terciaria de San Francisco de Asís, Francisco Ferragut, explicó que con la creación del grupo pretenden «sumar nuestra experiencia en beneficio del paciente, y poner en valor el relevante papel que juegan en la atención a la salud las instituciones católicas», que se caracterizan por su «forma transparente de abordar la sanidad, alejada de la especulación y centrada en las personas. Nos une el ideario católico, los valores hospitalarios» que buscan «cuidar y curar» a la persona, vista de forma integral, y «el ser entidades sin ánimo de lucro y con un fuerte compromiso con la sociedad».

Necesidades que otros no cubren

Durante la presentación, se insistió en que Hospitales Católicos de Madrid adelanta a todos los demás grupos hospitalarios privados de Madrid tanto por número de hospitales -siete-, camas -1.100-, profesionales -2.926- y equipamiento de vanguardia. Al año, atienden a más de 700.000 pacientes, y cubren todas las especialidades y servicios. Se ocupan de necesidades que otros centros no cubren de forma adecuada, como los cuidados paliativos, las estancias prolongadas y la neurorehabilitación; y algunos centros son referencia en especialidades como Oncología, Láser urológico, Neurocirugía y Obstetricia.

El doctor Vicente Rodríguez-Mora, gerente del grupo, explicó que el ideario católico del grupo se centra en el enfoque integral del paciente como persona, con un especial cuidado a la atención espiritual para los pacientes que lo soliciten -oración, sacramentos de sanación, Eucaristía diaria, búsqueda de ministros de otras confesiones y orientación ética y moral-.

Los beneficios, destinados a obra social

La identidad católica también se manifiesta en el espíritu de servicio y entrega; en un profundo respeto a la vida, y en el apoyo a la obra social que las congregaciones religiosas responsables de cada centro llevan a cabo tanto en España como fuera del país. A este fin se destinarán, en forma de reinversión, parte de los posibles beneficios del grupo; mientras que otra parte se dedicará a la mejora y renovación de los propios hospitales.

A nivel práctico, Rodríguez-Mora señaló que «queremos una representación única ante las instituciones públicas y privadas, para salvaguardar los intereses de los hospitales y de las instituciones religiosas que los dirigen. Además, buscamos potenciar la colaboración entre los centros», tanto en intervenciones como en iniciativa de formación permanente, «y mejorar en competitividad, por ejemplo centralizando las compras». Ese ahorro revertirá en una mejor atención a los pacientes y en la obra social de las instituciones que forman el grupo.

Añadir comentario