Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|viernes, octubre 30, 2020
  • Siguenos!

Nos cerramos acoger el perdón 
17 de Octubre
Por Francisco Javier Sánchez

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si uno se pone de mi parte ante los hombres, también el Hijo del hombre se pondrá de su parte ante los ángeles de Dios. Y si uno me reniega ante los hombres, lo renegarán a él ante los ángeles de Dios. Al que hable contra el Hijo del hombre se le podrá perdonar, pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo no se le perdonará. Cuando os conduzcan a la sinagoga, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de lo que vais a decir, o de cómo os vais a defender. Porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir» (San Lucas 12, 8-12).

COMENTARIO

Buenos días hermanos en Cristo. En este Evangelio podemos ver, entre otras cosas, lo siguiente: El Señor Jesucristo nos dice que si alguien se pone de su parte ante los hombres, Él se pondrá de su parte en el cielo. Y si alguien le niega, Él también le negará ante Dios.

Hoy en día hay lugares y situaciones donde ponerse de parte del Señor Jesucristo puede llegar a costar la vida. El ambiente es cada vez más hostil y la persecución religiosa aumenta.

¿Seremos capaces de ponernos de su parte? La respuesta viene al final del Evangelio. El Señor Jesucristo nos dice que cuando seamos llevados ante magistrados y tribunales no tendremos que preparar nuestra defensa. El Espíritu Santo nos inspirará lo que debemos hacer. Lo cual no quiere decir que salvemos la vida terrena. Pero sí la eterna, la definitiva. Recordemos a los mártires.

Por supuesto, debemos estar abiertos a esa acción del Espíritu Santo. Si nos cerramos a ello incurriremos en “blasfemia contra el Espíritu Santo” que no puede ser perdonada. No porque el Señor no pueda o no quiera. Sino porque nosotros nos cerramos a acoger ese perdón. El Señor siempre respeta nuestra libertad.

Un abrazo en Cristo.

 

Añadir comentario