Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, junio 17, 2019
  • Siguenos!

“Oren para que Europa vuelva a ser el sueño de los Padres Fundadores” 

El deseo de Francisco en su diálogo con los periodistas en el vuelo hacia Roma al final del viaje en Rumania: el político no debe sembrar odio y miedo, solo esperanza

Desde el vuelo de Sibiu – Roma

“Que Europa vuelva a ser el sueño de los Padres Fundadores” es el deseo que el Papa Francisco formuló al final de la conferencia de prensa en el vuelo a Roma al final de su viaje a Rumania. Al comienzo del diálogo con los reporteros, el pontífice recordó el Día de las Comunicaciones Sociales que se celebró ayer.

“Hoy, esta jornada dijo, les llama, nuestro pensamiento se dirige a ustedes: que trabajan en las comunicaciones, sean operadores y sean o deben ser testimonios de la comunicación. Hoy la comunicación generalmente va hacia atrás. Adelante va el “contacto”, tener “contactos” y no llegar a comunicar. Ustedes, por vocación, son testigos de la comunicación, deben hacer “contactos”, pero deben comunicar. Un poco menos contactos y más comunicación … ».

Diana Coada Dumitrascu, de Tvr:

Millones de nuestros compatriotas han emigrado en los últimos años. ¿Cuál es su mensaje para una familia que deja a sus hijos para ir al extranjero a trabajar?

R. – «Esto me hace pensar en la familia que se va, siempre hay nostalgia por volver a encontrarse. Alejarse para que no falte nada a los hijos es un acto de amor. Ayer escuchamos a esa señora que trabajaba en el extranjero para ayudar a la familia: siempre es una situación dolorosa, se van por necesidad. Y muchas veces estos son los resultados de una política mundial que afecta a este problema. Conozco la historia de tu país después de la caída del comunismo y luego muchas compañías extranjeras cerraron para irse a otros lugares y ganar más. Cerrar una empresa y dejar a la gente en la calle. Esto también es una injusticia mundial, general: es una falta de solidaridad. Hay sufrimiento, no es fácil en la situación mundial actual ofrecer oportunidades de trabajo, y pensar que ustedes tienen un nivel impresionante de nacimientos, ¡no se ve aquí el invierno demográfico! Y es una injusticia no tener trabajo para tantos jóvenes. Por este motivo, espero que se resuelva esta situación, que no depende solo de Rumania sino del orden financiero mundial. Muchas personas se quedan así solas. Necesitamos solidaridad mundial y en este momento Rumania es el presidente de la Unión Europea “.

Cristian Micaci de Radioi Maria Rumania:

Se habló tanto de caminar juntos, ahora me gustaría preguntarle qué nos recomienda: ¿cuáles deberían ser las relaciones entre las confesiones, entre católicos y ortodoxos? ¿Cuáles son las relaciones entre los diversos grupos étnicos y en el mundo político?

R. – «Yo diría que la relación de la mano extendida, cuando hay conflictos. Hoy en día en el país hay un alto nivel de nacimientos, se tiene que alcanzar un proceso de acercamientos entre diferentes grupos étnicos, confesiones religiosas, compromiso, mano extendida, escuchar al otro, es lo que debe hacerse. Con los ortodoxos: tienes un gran patriarca, un hombre de gran corazón, un gran erudito, él conoce la mística de los padres del desierto, el misticismo espiritual, estudió en Alemania y también es un hombre de oración. Es fácil acercarse a Daniel, hablamos como hermanos. ¡Vamos juntos! Siempre teniendo esta idea: el ecumenismo no es llegar al final del partido, de las discusiones. Se hace caminando, yendo juntos, orando juntos. Tenemos en la historia el ecumenismo de la sangre: cuando los mataron, a los cristianos no les preguntaron: ¿eres católico? ¿Eres ortodoxo? ¿Eres luterano? Preguntaron: ¿eres cristiano? Existe el ecumenismo del testimonio, de la sangre y luego el ecumenismo de los pobres, hay que trabajar juntos para ayudar a los pobres, a los que se sienten mal, a los enfermos, como leemos en el capítulo 25 de Mateo. Caminando juntos, pero no esperen a que los teólogos se pongan de acuerdo para alcanzar la Eucaristía común. El ecumenismo se hace junto con las obras de caridad y el amor mutuo. En una ciudad de Europa había una buena relación entre el arzobispo católico y luterano. El católico tenía que ir al Vaticano el domingo por la noche. Me llamó y me dijo: llego el lunes, porque el luterano me dijo que tenía que irse y me preguntó: “Ven a mi catedral para la adoración. Y lo hizo. Cuando estuve en Buenos Aires, fui invitado por la iglesia escocesa a predicar enuna de sus funciones. Se puede caminar juntos: unidad, hermandad, mano extendida, sin hablar mal de los demás. Todos tenemos errores».

Xavier Le Normand, de I-Media:

El primer día fue a la catedral ortodoxa, un momento hermoso, pero en el momento de la oración del Padre Nuestro fue un poco duro porque estaban juntos pero no rezaron juntos. ¿En qué pensaba cuando estuvo en silencio durante el Padre Nuestro en rumano?

R.- “Le confío una cosa, no me quedé callado, recé al Padre Nuestro en italiano y vi a la mayoría de las personas orando tanto en rumano como en latín. La gente va más allá de los líderes. Nosotros, los líderes, debemos hacer balances diplomáticos para asegurarnos de que vamos juntos, hay costumbres, es bueno evitar que las cosas se arruinen, pero el pueblo ruega junto y también nosotros cuando estamos solos oramos juntos.  Una experiencia que tuve con tantos pastores y ortodoxos. Sí, hay gente cerrada de mente que dice que los ortodoxos son cismáticos: son cosas viejas. Hay grupos católicos que son un poco integralistas, debemos orar al Señor por ellos. Pero yo oré por los dos. No miré a Daniele, pero creo que él hizo lo mismo “.

Manuela Tulli, de Ansa:

En estas elecciones, líderes como Salvini hicieron una campaña mostrando símbolos religiosos, rosarios, cruces, consagraciones al Corazón Inmaculado. ¿Qué piensa? ¿Es verdad que no quiere encontrarlo?

R. – «No he recibido a nadie del gobierno, a excepción del Primer Ministro que lo ha solicitado según el protocolo. Fue una buena audiencia, una hora. Es un hombre inteligente, profesor, sabe de lo que está hablando. No he recibido una solicitud de audiencia del viceprimer ministro y otros ministros. En las imágenes durante la campaña electoral: he confesado tantas veces que yo leo sólo dos periódicos: el periódico del partido, es decir, “L’Osservatore Romano”, éste lo leo y sería bueno que también ustedes lo leyeran, porque hay muchas llaves de interpretación, muy interesantes y están escritas muchas cosas que yo digo. Y luego “Il Messaggero”, que me gusta, porque tiene grandes títulos: lo veo así, a veces me detengo ahí. Y no he entrado en estas noticias de propaganda, como ha hecho un partido la propaganda electoral o el otro.  Pero hay un tercer elemento, pero en esto me confieso ignorante: no entiendo la política italiana. Es verdad, tengo que estudiarlo: no lo entiendo. Decir una opinión sobre las acciones de una campaña electoral de uno de los partidos sin información, así, sería muy imprudente de parte mía. Rezo por todos, para que Italia pueda seguir adelante, para que los italianos puedan unirse y ser leales. También yo soy italiano porque soy hijo de emigrantes italianos: soy italiano en mi sangre. Mis hermanos, todos tienen la ciudadanía. Yo no quise tenerla, porque en el tiempo en que la adquirieron yo era un obispo y dije: “No, el obispo debe ser de la patria”, y no quise aceptarla. Y es por eso que no la tengo. Hay en la política de tantos países, muchos, la enfermedad de la corrupción: en todas partes. En todas partes: no digan mañana “el Papa dijo que la política italiana es corrupta”: no. He dicho que una de las enfermedades de la política, en todas partes, es deslizarse en la corrupción … es universal. Por favor ¿eh? No me hagan decir algo que no dije. Una vez me dijeron cómo son los pactos políticos, piensen en una reunión de nueve empresarios en la mesa; discuten para ponerse de acuerdo sobre el desarrollo de sus empresas y al final, después de horas y horas y café y café y café, están de acuerdo. Hicieron el Verbal, el resumen, lo leen … ¿estás de acuerdo? Está bien. Mientras lo hacen, toman un whisky para celebrar y luego comienzan a girar las cartas  para firmar el acuerdo. En el momento en que se giran las cartas, debajo de la mesa, yo y el otro … hago otro acuerdo debajo de la mesa. Esto es corrupción política, que se hace un poco en todas partes. Debemos ayudar a los políticos a ser honestos, no a hacer campaña con banderas deshonestas, calumnias, difamaciones, escándalos … Y muchas veces, sembrar odio y miedo: esto es terrible. Una política, un político nunca, nunca debe sembrar odio y miedo. Sólo la esperanza. Justa, exigente: pero esperanza. Porque debe liderar el país, y no darle miedo “.

Eva Maria Huescar Fernandez, de Radio Cope:

Con los jóvenes insistió en la relación con sus abuelos para que los jóvenes puedan tener raíces y los abuelos puedan soñar. Ud.  no tiene una familia cercana, pero dijo que para Ud. Benedicto XVI es como un abuelo. ¿Sigue viéndolo así?

R. – «Cada vez que voy a visitarlo lo siento así. Tomo su mano y le hago hablar. Habla poco, habla despacio, pero con la misma profundidad que nunca. Porque el problema de Benedicto son sus rodillas, no su cabeza: tiene una gran lucidez y lo oigo hablar, me hace sentir fuerte, siento el concentrado de las raíces y él me ayuda a seguir adelante. Siento esta tradición de la Iglesia que no es cosa de un museo. La tradición es como las raíces, que te dan el jugo para crecer y no te volverás como las raíces, no: florecerás, el árbol crecerá, dará fruto y las semillas serán raíces para otros. La tradición de la Iglesia está siempre en movimiento. En una entrevista que hizo Andrea Monda en el Osservatore hace algunos días, hubo una cita que me gustó mucho, del músico Gustav Mahler. Y hablando de tradiciones, dijo: “La tradición es la garantía del futuro y no el guardián de las cenizas”: no es un museo. La tradición no conserva las cenizas, la nostalgia de los fundamentalistas, volver a las cenizas: no. La tradición son raíces que garantizan que el árbol crezca, florezca y dé frutos. Y repito esa pieza del poeta argentino que tanto me gusta citar: “Todo lo que el árbol tiene de flores, proviene de lo que enterró”. Estoy feliz, porque en Iasi me referí a esa abuela, fue un gesto de complicidad y con esos ojos … en ese momento estaba tan emocionado que no reaccioné y luego el papamóvil continuó, en pocas palabras, podría haberle dicho que viniera a esta abuela, haber hecho este gesto … y le dije al Señor Jesús: “Es una pena, pero Tú eres capaz de resolverlo”; Y nuestro buen fotógrafo Francesco, cuando vio la comunicación que tuve con esa mujer con sus ojos, tomó la foto y ahora es pública: la vi esta tarde en el Vaticano Insider. Estas son las raíces, y esto crecerá. No será como yo, pero yo di mi parte.  Este encuentro es importante. Luego están los verbos, ¿verdad? Cuando los abuelos sienten que tienen nietos que continuarán la historia, comienzan a soñar y cuando los abuelos no sueñan se deprimen … ¡hay un futuro! Y los jóvenes, alentados por eso, comienzan a profetizar y hacer historia. Es importante.»

Lucas Franz Helmut Wiegelmann por Herder Korrespondenz:

En estos días, Ud ha hablado de la fraternidad del pueblo y de caminar juntos, pero vemos que en Europa está creciendo el número de aquellos que no quieren la fraternidad y prefieren caminar solos. ¿Qué hacer para cambiar?

R. – “Lo siento si me menciono, pero lo hago … Hablé sobre este problema en Estrasburgo y cuando recibí el Premio Carlomagno y luego el discurso con jefes de estado y de gobierno en el Vaticano en el aniversario de los Pactos europeos. Y también hay un quinto discurso, lo que hizo el Burgomaster de Aachen. Europa no tiene que decir: organícense y sigan adelante: todos somos responsables de la Unión Europea y la circulación de la presidencia de la UE no es un gesto de cortesía, sino un símbolo de la responsabilidad que tiene cada uno de los países. Si Europa no es grande dentro los desafíos futuros, se marchitarán. Dije que Europa de madre se está convirtiendo en la abuela Europa, tal vez alguien pueda ser preguntado en secreto: ¿no será el final de la aventura que comenzó hace 70 años? Tenemos que asumir la mística de los padres fundadores, encontrarnos y superar las divisiones de las fronteras. Estamos viendo fronteras en Europa y esto no es bueno, es cierto que cada país tiene su propia identidad y debe protegerla, pero por favor Europa no se deje vencer por el pesimismo y las ideologías porque está apegada por ideologías y los pequeños grupos nacen en Europa. Europa. Piensen ustedes en Europa dividida, aprendamos de la historia, no retrocedamos”.

Al final de la entrevista, el Papa quiso decir “gracias a la lluvia” por permitirle, -lo obligó a realizar largos viajes en automóvil- a ver el “hermoso paisaje de Rumania”. Y concluyó: “Les digo: oren por Europa, que el Señor nos conceda la gracia: espero sinceramente que Europa vuelva a ser el sueño de los padres fundadores”.

(Resumen no oficial recopilado por Andrea Tornielli)

Añadir comentario