Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|sábado, octubre 19, 2019
  • Siguenos!

Pregúntale a Jesús 
15 de febrero
Por Miguel Iborra

«Se acercaron los discípulos de Juan a Jesús, preguntándole:¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan? Jesús les dijo: “¿Es que pueden guardar luto los invitados a la boda, mientras el novio está con ellos? Llegará un día en que se llevarán al novio, y  entonces ayunarán”».  (Mt 9,14-15)


Es cierto que hay que ser claro sobre el fin que pretendemos alcanzar y el camino que hay que tomar. Primero debemos preguntarnos: ¿qué clase de ayuno practico? Luego, debemos acercarnos a Él y preguntarle: ¿qué clase de ayuno necesito? Lo mismo nos dice que desayunemos unos buenos bocadillos, pero seguro, seguro que nos dirá algo del ayuno interior y a la vez que  fortalezcamos la voluntad  para que podamos alcanzar una visión más amplia de la realidad que nos rodea, que nos identifiquemos con los más necesitados, que tomemos un mayor compromiso con el Evangelio y que participemos más activamente con todos los que ayunan obligatoriamente porque no tienen comida,  ni la material ni  la espiritual, y tampoco  compañía,  familia, amigos, cariño…

Recibí una felicitación de Navidad con el siguiente texto: ”Dios viene a la tierra y los hombres se empeñan en seguir buscándolo en las nubes”. Todo esto viene a decir que la voluntad de Dios está muy cerca de nosotros. Mi recomendación es:  ¡Arrimémonos a Jesús y pongamos nuestra confianza en Él! Y después,  apacigüemos nuestra hambre.

Miguel Iborra 

Añadir comentario