Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|sábado, septiembre 21, 2019
  • Siguenos!

Presencia de Dios 

Lo más importante es estar a bien con Dios, mantener la sintonía con Cristo, saber vivir abierto y cerca de Dios siempre y en cualquier circunstancia.

Sobre todo cuando vienen mal dadas, porque entonces ves que sólo tienes a Dios. Lo demás no es infinito y perfecto, sino precario, falible, tardío y remiso.

La presencia continua de Dios, la confianza total en Cristo, es la solución a todos los problemas, porque el espíritu luminoso prevalece sobre la pobre materia.

A veces, enfrascados en fútiles quehaceres, olvidamos a Dios durante minutos, días o semanas. Hay quien lo olvida casi toda su vida. Entonces empiezan los problemas, porque esa pérdida de lazos con la Fuente y de valores te deja indefenso frente a cualquier tempestad.

Se engaña quien cree que alejándose de Cristo adquiere libertad. Al contrario, se hace esclavo de lo inestable material y preso de su íntima nada, abocado al fracaso.

En el fondo, sólo Dios tiene entidad, sólo Cristo puede aliviarnos en este proceloso mundo. La vida es una actitud. Ser cristiano es una actitud. La de mantenerse en continua presencia de Dios, que otorga el mayor privilegio en la vida, pues entregado al Padre ya no hay nada que temer, todo nubarrón se disuelve como un vapor pasajero.

                                                 Manuel del Pino.

Añadir comentario