Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|martes, agosto 4, 2020
  • Siguenos!

Quiero, queda limpio 
26 de Junio
Por Buenanueva

En aquel tiempo, al bajar Jesús del monte, lo siguió mucha gente.
En esto, se le acercó un leproso, se arrodilló y le dijo: «Señor, si quieres, puedes limpiarme.»
Extendió la mano y lo tocó, diciendo: «Quiero, queda limpio.»
Y en seguida quedó limpio de la lepra. Jesús le dijo: «No se lo digas a nadie, pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y entrega la ofrenda que mandó Moisés» (San Mateo 8, 1-4).

Añadir comentario