Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|jueves, abril 25, 2019
  • Siguenos!

Radio María es un «pararrayos y un bálsamo» 

Monseñor José Ignacio Munilla ha felicitado, con un original vídeo, el 15º aniversario de Radio María España. «Radio María, durante 15 años, ha parado muchos rayos. Ha sido también un auténtico bálsamo en medio de la secularización», ha dicho el obispo de San Sebastián, colaborador de la emisora
Noticia digital (30-I-2014)

El pasado 24 de enero se celebró la festividad de san Francisco de Sales. Pero no fue la única celebración. Ese mismo día, Radio María cumplía 15 años y un torrente de felicitaciones llegaron a la emisora desde todos los estamentos eclesiales.

Una de las más originales e importantes fue la de monseñor José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián, amigo y colaborador de Radio María desde hace años, donde tuvo un programa sobre el Catecismo de la Iglesia Católica, y ahora presenta, los lunes a las ocho de la mañana, El sexto continente, un espacio dedicado a Internet.

El vídeo, de menos de un minuto y medio, comienza con distintas imágenes de la tormenta eléctrica que se produjo en Río de Janeiro (Brasil), y en la que se pudo ver un rayo impactar en la mano derecha del Cristo Redentor del Corcovado que preside la ciudad carioca.

«El corazón de Cristo es el pararrayos de la humanidad y me parece que Radio María tiene instalado un buen pararrayos, una buena antena, que durante 15 años ha parado también muchos rayos. Ha sido también un auténtico bálsamo en medio de la secularización. Ha dado aliento y alimento en medio del desierto», aseguraba monseñor Munilla.

Radio María, que en España nació en 1999, lleva 15 años de proyecto evangelizador, viviendo de la Providencia y emitiendo gracias al trabajo de los voluntarios. «El Señor reserva el vino bueno para el final, por lo que estoy seguro que los próximos 15 años van a ser todavía mucho mejores que los anteriores. Y Radio María se ofrece al corazón de Cristo como instrumento para la bendición del mundo. Felicidades Radio María. Adelante», concluye el obispo.

Añadir comentario