Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|lunes, agosto 19, 2019
  • Siguenos!

Reflexionemos sobre Charlie 

Recientemente hemos asistido con consternación el atentado perpetrado en Francia por terroristas islámicos fundamentalistas. Han corrido ríos de tinta comentando este gravísimo atentado en el que han perdido la vida varias personas inocentes. Hubo como era de esperar una manifestación masiva en donde se exaltaban los valores democráticos, bajo el lema mayoritario “Yo soy Charlie”.

Unos días después aparecieron algunos artículos periodísticos bajo el título “Yo no soy Charlie” donde se desataba la polémica. Calmados un poco los ánimos tras los días posteriores al atentado, me atrevo a exponer lo que siempre he pensado acerca de esta cuestión. En primer lugar mi protesta enérgica por la violación de los derechos humanos por parte de los terroristas. Nadie, y quiero remarcarlo, nadie, puede quitar la vida a otro ser humano. El derecho a la vida es inviolable y corresponde sólo a Dios darla o quitarla. Pero los hombres civilizados saben que la libertad tiene un límite que está marcado a su vez por los derechos del otro: Donde comienzan a ser violados los derechos del prójimo termina la propia libertad, por tanto en el caso que nos ocupa no son inocentes tampoco los periodistas de la revista “Charlie Hebdo”. Ellos violaron el derecho al respeto que toda religión se merece. También han atentado gravemente en varias ocasiones contra los símbolos cristianos, la diferencia está en que estos últimos han escondido su dolor sin hacer contraofensiva y los terroristas al sentirse ofendidos han pisado violentamente todos los derechos democráticos.

Ante esta situación yo me pregunto: ¿Habría ocurrido el atentado, si no se hubiese ofendido gravemente a los creyentes musulmanes? Todos tenemos que reflexionar ante un atentado de tamaña magnitud rechazable desde cualquier punto de vista y a todas luces inadmisible, pero aprendamos todos a respetar los derechos de los demás pues está claro que nuestra libertad acaba cuando tropieza con los derechos de los otros.

Añadir comentario