Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|viernes, noviembre 27, 2020
  • Siguenos!

Semana Vocacional 

A todos los que la presente vieren:  Paz

Queridos Hermanos:

Es la primera vez que organizamos en el Monasterio Cisterciense de San Isidro  de Dueñas, la Trapa del hermano Rafael, una semana de discernimiento vocacional. Algunos amigos muy ligados al departamento de pastoral juvenil de la CEE, nos han animado y ayudado a programar una semana muy especial que paso a detallarte.

Esta semana especial la hemos

llamado Semana de discernimiento vocacional. Está dirigida a chicos que participaron en la JMJ el pasado verano con Benedicto XVI y que vieron en San Rafael Arnaiz co-patrono de esta JMJ, un verdadero amigo, un verdadero modelo de joven católico, entusiasta, verdadero icono de la santidad en nuestro mundo actual…  Esta semana pretende ser una especie de inmersión en la vida monástica de tal modo que tras 7 días intensos uno pueda decir verdaderamente: sé lo que se hace, lo que se reza, lo que se vive dentro de un Monasterio.  A lo largo de esta semana vamos a realizar unas actividades que son propias de los monjes y otras actividades que nos conduzcan hacia una profundización en la llamada del Señor. Nos vamos a poner a la escucha, con humildad de corazón, con la sencillez de María que acogió siempre la Palabra sin miedos ni reservas.

 

La verdad es que estamos muy ilusionados con esta iniciativa y esperamos aportar a la Iglesia, nuestro granito de arena en continuidad con lo vivido en Madrid en agosto de 2011 y proyectándonos hacia la próxima JMJ en Río de Janeiro.

Las fechas de la convocatoria son desde el lunes 23 de julio hasta el domingo 29.  El contacto para participar es a través de redes sociales:

You tube: canal vocacion cisterciense

Twitter: @vocacioncister

Facebook: cistercienses para qué

Los monjes rezamos para que todos los que están dentro de la Iglesia implicados en la pastoral juvenil, sean asistidos con la fuerza y la vida que comunica el Espíritu Santo.  Mi abrazo y bendición:

fr. Juan Javier Martín Hernández, ocso

 

 

Añadir comentario