Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, diciembre 1, 2021
  • Siguenos!

Solemnidad de la Ascensión de Señor 
16 de Mayo
Por Gabi Martinez

Conclusión del santo evangelio según san Marcos

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: «ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en m¡ nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.»
Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

COMENTARIO

Hoy, dentro del tiempo de Pascua, celebramos la Solemnidad de la Ascensión de Señor.

Hoy, Jesús les pasa el testigo a sus 11 discípulos, uno ya cumplió su misión, fue necesario para que pudiera llegar este momento voluntad del Padre; que su hijo que vivió en la tierra y como un hombre más, volviera al Cielo a sentarse a Su derecha.

Hoy, Jesús deja faena sólo a unos pocos elegidos desde el principio. Faena de la buena, de la que se paga con Vida Eterna. Llevar la Buena Noticia a todo aquel que la quiera escuchar. Que Cristo, el hijo de Dios, se hizo hombre para decirnos que conoce por experiencia todo lo que nos está pasando, recibir desprecio, las tentaciones del cuerpo, el dolor físico, la pérdida de seres queridos, todo. Todo menos el pecado, porque en Él ya vivía Dios y habitaba el Espíritu Santo.

Desde hace 2000 años esto ya se puede repetir en cada hombre, no pecar. Vivir pisando la cabeza al Maligno. VIVIR PLENAMENTE.

Hoy, algunos serán testigos de que pueden echar demonios, coger serpientes, hablar lenguas, es decir, estarán ayudando a otros a rechazar las tentaciones, estarán convirtiendo a otros con sus obras, enfrentándose al mal sin miedo a perder la vida.

Hoy, otros no creerán o simplemente dudarán. Porque el día a día, en el trabajo buscando dinero o prestigio, buscando continuamente el bienestar, recibir o simplemente darse placer, el ser alagado por la belleza, el ser valorado por las labores en el hogar, nos hacen creer erróneamente que son esas las causas para ser feliz, para vivir plenamente.

Hoy, algunos creerán en la Buena Noticia e instintivamente se creerán con derecho a ese privilegio. ¡Atención!, La FE es un regalo, nadie nos la ganamos, la recibimos gratis. Algunos miraran por encima del hombro a quien no la tenga, o simplemente que no la viva como el cree que se debe vivir.

Hoy, puedes elegir. O al menos mirar al Cielo y pedir a este Jesús Resucitado y Ascendido por el Padre a ese lugar, que se cumpla en ti lo que El desee.

Y si es llevar el Evangelio, proclamar la Buena Noticia, el Kerigma, que Cristo está vivo, ama y da la Vida, la Felicidad, empieza por el que tienes a tu lado o enfrente mientras lees esto, no te plantees grandes proyectos, da el primer paso ya, hoy tienes faena.

¡¡Feliz VII Domingo de Pascua!!

 Gabi Martinez

Añadir comentario