Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|domingo, septiembre 22, 2019
  • Siguenos!

The Wall Street Journal: «Los rumores de la muerte de Dios eran prematuros» 

El escritor Eric Metaxas firma un artículo donde plantea que la ciencia no ha derribado la existencia de Dios

«Las probabilidades indican que ni siquiera nosotros deberíamos estar aquí». Es una frase del artículo que ha publicado en «The Wall Street Journal» el escritor Eric Metaxas. Según el autor, son necesarios más de 200 parámetros para que pueda haber vida en el planeta; por lo que se cuestiona si todos ellos se sincronizan y existen de tal forma por mera casualidad. «¿Es posible que cada uno de esos parámetros haya sido perfecto por accidente? ¿No les parece que asumir que una inteligencia creara estas perfectas condiciones requiere mucha menos fe que creer que la vida en la Tierra superó por casualidad probabilidades inconcebibles para llegar a existir?», plantea este galardonado escritor.

Para él, todo lo ocurrido, sin la existencia de Dios, «desafía el sentido común». De hecho, cree que la frase del matemático de la Universidad de Oxford, John Lennox, tiene bastante sentido: «Cuanto más conocemos nuestro universo, más credibilidad gana la hipótesis de que hay un creador». Otra opinión que viene a alimentar un debate que no parece que vaya a tener fin y en el que todos los argumentos coherentes luchan con sus razones.

Stephen Hawking, uno de los grandes científicos de nuestro tiempo, defiende sin embargo que la la teoría de la Creación «no se sostiene». En abril de 2013, en conferencia en el Instituto de Tecnología de California (Caltech) en Pasadena, el físico afirmó que «hay muchas personas que aún siguen buscando una solución divina para contrarrestar las teorías de los físicos» y añadió, a modo de broma, «¿qué se supone que estaba haciendo Dios antes de su creación divina?, ¿quizá preparando el Infierno para las personas que se formularan esta clase de preguntas?».

A su juicio, el tiempo (y el Universo) comenzó en un momento de «singularidad», y es más que probable que algo así sólo sucediera una vez. «La edad del Universo -dijo Hawking- que ahora se cifra en casi13.800 millones de años, se ajusta a este modelo, de la misma forma que también encaja el número y la madurez de las galaxias que podemos observar».

Añadir comentario