Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, octubre 16, 2019
  • Siguenos!

Toma control de mi vida 
17 de Junio
Por Miguel Iborra Viciana

Habéis oído que se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente”. Pues yo os digo: no resistáis el mal; antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha, ofrécele también la otra; al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto; y al que te obligue andar una milla, vete con él dos. A quien te pida, da, y al que desee que le prestes algo, no le vuelvas la espalda (San Mateo 5, 38-42).

COMENTARIO

El principio del “ojo por ojo” y del “diente por diente”, servían para prevenir las venganzas excesivas por las ofensas sufridas. Pero Jesús no quiere ningún tipo de venganza y nos propone la gran revolución del amor cristiano. Amar gratuitamente, sin pedir ni esperar nada a cambio.

Los tres casos que se citan son bien expresivos y si no vivimos habitualmente en el amor como clima ambiental y conducta cristiana, nos resultará muy difícil ejercer el amor que Cristo practicó y nos enseñó.

Jesús, ven y toma control de mi vida, para no darme por vencido y vivir el evangelio, tener el corazón protegido por la humildad y alcanzar el amar amando, obligatorio para aquellos que deseamos lo bueno de Dios, y desde ahí que el mundo empiece a cambiar, al menos, el pequeño “mundo” en el que nos toca vivir.

Añadir comentario