Un mensaje profundo en un lenguaje sencillo|miércoles, diciembre 1, 2021
  • Siguenos!

Un informe muestra la persecución brutal contra los cristianos en Corea del Norte 

A LOS PRESOS LES GOLPEAN DURANTE 20 DÍAS SEGUIDOS SI DESCUBREN QUE REZAN

Palizas a presos por rezar. Detenciones y torturas a personas por poseer una Biblia. Esas son algunas de las actividades de la dictadura comunista norcoreana según el informe «Korea Future», que ha recogido testimonios desde el 2019 hasta agosto de este año.

(CNA/InfoCatólica) Un preso recluido en una celda de Corea del Norte durante dos meses observó un patrón de comportamiento característico entre algunos de sus compañeros de prisión que se autodenominaban cristianos. Rezaban en un rincón de la celda que quedaba oculto a la cámara de televisión.

«Se libraban de una paliza si sus oraciones no eran detectadas por los funcionarios de prisiones, pero eran golpeados si los pillaban», declaró el ex preso.

«En una ocasión en la que fueron sorprendidos rezando, fueron golpeados cada mañana durante 20 días consecutivos», dijo el testigo.

Este es uno de los muchos relatos de testigos de la práctica y la persecución de los cristianos en el reino ermitaño de Corea del Norte documentados en un nuevo informe publicado el 27 de octubre.

El informe de Korea Future es el resultado de entrevistas con desertores norcoreanos realizadas entre noviembre de 2019 y agosto de 2021. Ofrece detalles sobre la detención y la tortura de cristianos norcoreanos en la última década, incluyendo violaciones documentadas de los derechos humanos que ocurrieron tan recientemente como en 2019.

La ONG encontró múltiples casos en los que una persona fue detenida por estar en posesión de una Biblia.

En un caso, una joven detenida por tener una Biblia fue «golpeada con un palo de madera hasta que un superior intervino tras escuchar los gritos de la víctima», mientras estaba bajo la custodia del Comando Central del Ministerio de Seguridad del Estado de Corea del Norte.

Otra víctima, una mujer de unos 50 años que era miembro de una iglesia clandestina, recibió una paliza tan severa en 2019 mientras estaba detenida que posteriormente murió a causa de sus heridas, según el informe.

Corea del Norte ha sido identificada durante mucho tiempo como el peor país del mundo en cuanto a la persecución de los cristianos, sin embargo, el carácter cerrado del país ha dificultado la obtención de datos concretos sobre la existencia de la práctica cristiana clandestina.

El informe de Korea Future, y la base de datos que lo acompaña, documenta 167 violaciones graves de los derechos humanos perpetradas contra 91 cristianos entre 1997 y 2019.

En concreto, detalla 34 personas detenidas en Corea del Norte por poseer artículos religiosos, 23 retenidas por haber practicado actividades religiosas en China, y 21 personas incautadas por la práctica religiosa en la propia Corea del Norte.

«En los casos en los que se pudo establecer que los detenidos habían estado relacionados con el cristianismo, su delito se consideró ‘político’, y fueron trasladados de centros de detención a nivel de ciudad o de condado a centros de detención a nivel provincial o nacional o a campos de internamiento gestionados por el Ministerio de Seguridad del Estado», señala el informe.

Se convirtieron en China

Los investigadores descubrieron que muchos norcoreanos conocieron el cristianismo durante su estancia en China.

Este fue el caso de Kim Gap-ji, un norcoreano que fue detenido en China junto con un pastor cristiano. China repatrió a Kim a Corea del Norte, donde fue investigado durante casi cinco meses y experimentó formas de tortura, así como un trato cruel, inhumano y degradante.

Finalmente, Kim fue condenado a tres años en el campo de reeducación de Chongori. Después de su liberación, Kim dijo que predicó el Evangelio en secreto en Corea del Norte hasta 2017, cuando escapó tras enterarse de que una persona a la que había predicado era un informante del Ministerio de Seguridad del Estado.

El informe de derechos humanos acusó al gobierno chino de violar el principio de no devolución, que prohíbe la repatriación de una persona cuando hay motivos para creer que correría peligro a su regreso.

Los investigadores también documentaron casos de funcionarios públicos chinos que sellaron los expedientes de norcoreanos detenidos en China como asociados al cristianismo antes de deportarlos a Corea del Norte.

En total, el informe documenta 456 violaciones de los derechos humanos contra adherentes religiosos del chamanismo y el cristianismo norcoreanos desde 1987 hasta 2019.

Contiene testimonios de cristianos que fueron detenidos en Corea del Norte, así como relatos de detenidos testigos presenciales y guardias de la prisión.

«En 28 casos, documentamos formas de tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes que fueron perpetrados por agentes del Ministerio de Seguridad del Estado y del Ministerio de Seguridad del Pueblo contra adherentes cristianos», dice el documento.

«Las pruebas demuestran que las víctimas fueron sometidas a golpes físicos con objetos, puños y pies; a la ingestión de alimentos contaminados; a la tortura posicional; a la privación del sueño y a los saltos forzados en cuclillas».

«Además, la experiencia más amplia de la detención fue una en la que los tratos crueles e inhumanos se vieron facilitados por las malas condiciones de detención que incitaron a un mayor daño, incluyendo el hacinamiento en las celdas.»

Se cree que Corea del Norte tiene uno de los peores historiales de derechos humanos del mundo. Una investigación de las Naciones Unidas en 2014 elaboró un informe de 372 páginas en el que se documentaban crímenes de lesa humanidad, como ejecuciones, esclavitud, tortura, encarcelamiento, abortos forzados y provocar a sabiendas una inanición prolongada.

¿Visita del Papa al tirano?

El Papa Francisco recibió recientemente una invitación para visitar Corea del Norte cuando el presidente surcoreano Moon Jae-In visitó el Vaticano el 29 de octubre.

En julio, el director del Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur dijo que había estado trabajando con los líderes de la Iglesia para hacer posible un viaje papal a Corea del Norte, aunque un arzobispo surcoreano ha dicho que «en realidad, hay muchos pasos que dar» antes de que esto sea factible.

Según Park Kyung-mee, portavoz del presidente surcoreano, el Papa respondió que estaría dispuesto a ir si recibía una invitación oficial de Corea del Norte.

El presidente Moon también regaló al Papa Francisco una cruz hecha con alambre de espino de la zona desmilitarizada (DMZ) que divide Corea del Norte y Corea del Sur.

Es una de las 136 cruces creadas con el alambre de espino fundido de la DMZ para representar los 68 años que la península coreana ha estado dividida.

A diferencia de Corea del Norte, el cristianismo en Corea del Sur ha experimentado un rápido crecimiento en las últimas décadas, según el Pew Research Center. En particular, la población católica de Corea del Sur ha aumentado casi un 50% en los últimos 20 años.

Añadir comentario